lunes, 16 de abril de 2012

Trompazo real

Como todo el Sistema Solar sabe, el Rey se ha hostiado. Por edad, podría haber ocurrido en cualquier parte del mundo, por ejemplo, su casa, pero no. El Rey se ha hostiado en Botsuana, en el culo de África. Por zona, podría haber sucedido durante un viaje oficial para estrechar lazos con nuestros hermanos africanos, reforzar el decisivo papel de España en el desarrollo de Botsuana, hacer un llamamiento a la comunidad internacional para ser solidarios con África y todo el bla, bla, bla que engorda los discursos de marras en sitios tan pintorescos, pero no. El Rey se ha hostiado en Botsuana cazando a Dumbo. Es de suponer que el hostión no vino durante la cacería, porque, con unas cuantas toneladas en las cercanías, el percance habría sido de los de responso. Lo cual induce a conjeturar las circunstancias reales en que se produjo el trompazo, valga el juego de palabras, y ya se sabe que hay mentes muy calenturientas...

Lo cierto es que esta vertiente Predator ya es sabida desde aquella leyenda según la cual el Rey acabó con el problema de alcoholismo del oso Mitrofan en 2006. Igual que es conocida popularmente la propensión del Rey a disfrutar de la vida y sus placeres cual Austin Powers, como cualquier hijo de vecino.Claro que caprichos de 30.000 euros no están al alcance de cualquiera, pero por algo es el primero de todos los españoles...en hacer lo que le sale de los reales.

Yo no sé si lo que cazó el Rey fue una melopea, un elefante, un resfriado, un tropiezo o un motivo para situarle en la incierta senda iniciada por su antepasada, la reina Isabel II, cuyo canal ha pasado a la historia. Lo que sí sé es que una persona de esa edad (74) debería cuidarse mejor, por respeto a sí mismo y a los suyos. Igual que sé que una persona con esos cargos (Rey de España y Jefe del Estado), debería actuar con responsabilidad y ejemplaridad, por respeto a todos los que viven en el país que le da sustento. Por eso, con la que está cayendo (en lo económico y en lo monárquico), largarse de España para correrse una juerga cinegética o de cualquier otro tipo pagando un pastizal, no es lo mejor para el país ni para la sociedad ni para la corona como institución. Es una cagada. Y una vergüenza. Y una total falta de sensatez, responsabilidad y consideración.

Si el Rey quiere seguir con el living la vida loca, está en su perfecto derecho...siempre y cuando lo haga desprovisto de su condición de monarca y cabeza del Estado. Hacer cosas como ésta, con el dinero de todos y con el cargo que tiene, es un buen motivo o bien para reclamar a grito pelado la abdicación o bien para empezar a entonar cierta versión del himno de Riego.

Claro que, visto lo visto, empiezo a pensar que al Rey la canción que de verdad le gusta es aquella ranchera que decía eso de "con dinero y sin dinero, hago siempre lo que quiero y mi palabra es la ley". Pues eso. El tema es que esa misma canción decía "no tengo trono ni reina, ni nadie que me comprenda". A este paso, seguro.

5 comentarios:

Maxi! dijo...

"Si el Rey quiere seguir con el living la vida loca, está en su perfecto derecho...siempre y cuando lo haga desprovisto de su condición de monarca y cabeza del Estado. Hacer cosas como ésta, con el dinero de todos y con el cargo que tiene, es un buen motivo o bien para reclamar a grito pelado la abdicación o bien para empezar a entonar cierta versión del himno de Riego." 100% de acuerdo.

Jordi dijo...

Si es que cuando se juntan dos trompas ....

Cayetano dijo...

Abdicar en su hijo sería lo más sensato. Así salvaría la monarquía y tendría todo el tiempo del mundo para cazar bichos o tirarse a todo bicho viviente.
Un saludo.

Kassiopea. dijo...

Yo me inclino más por lo del himno de Riego.

Heimdall dijo...

Yo sólo quiero dejar de pasar vergüenza con los representantes que tenemos...