miércoles, 8 de septiembre de 2010

"Lope": Devaluando al Fénix

Ayer vi una película española que, por temática y personaje protagonista, prometía mucho: "Lope". Y en eso se quedó, en meras promesas, buenas expectativas que al salir de la sala carecían de fundamento alguno. La pionera y fallida aproximación, revisión, elucubración o traslación cinematográfica de la vida de Lope de Vega ha demostrado una vez más que juntar los términos "superproducción" y "española" es un motivo fiable para que un escalofrío recorra nuestro espinazo como un bólido.

Cierto es que afrontar en la gran pantalla la increíble trayectoria vital del mejor literato que ha dado España (con permiso de Quevedo, Lorca y Delibes...y no me estoy olvidando del sobrevalorado Cervantes) y del autor más prolífico de la literatura universal es un reto titánico en el que un paso en falso conduce al fracaso...Por eso no acabo de entender por qué en "Lope" se ha elegido como actor principal al bisoño, insulso e inexpresivo Alberto Amman (que suple con ¿fama? sus carencias interpretativas); por qué se deja la dirección de una empresa como ésta en manos de un director conocido en su país a la hora de comer como el brasileño Andrucha Waddington; por qué el guión sólo abandona la mediocridad cuando utiliza literalmente versos del Fénix (los celebérrimos "Un soneto me manda hacer Violante" y "Desmayarse"); por qué en el elenco brillan más los desaprovechados (y mal dirigidos) secundarios (Watling, López de Ayala, Tosar, Diego, De la Torre...); por qué enajenación mental injustificable se siguen dando papeles a esa abominación interpretativa llamada Miguel Ángel Muñoz; por qué el maquillaje de la película tiene la misma calidad que el de una función teatral escolar (esas barbas postizas, esas calvas de todo a un euro...)...demasiados riesgos, demasiadas malas decisiones, demasiado error para tan gran figura.

Es elogiable el hecho de que se quieran hacer películas que pongan el punto de mira en nuestra historia y cultura, liberándonos así de complejos...pero lo que no es admisible es querer emular a la magnífica "Shakespeare enamorado" con el "look" de "Alatriste" para acabar haciendo una película ramplona que sería menos criticable si fuera directa al mercado televisivo y que presenta a un Lope de Vega que lo mismo podría ser Fulanito de Mengano.

Otra vez será...espero.



1 comentario:

Heimdall dijo...

Bueno. Para gustos, los colores. Respeto que haya gente a la que no le haya gustado este artículo o que esté en desacuerdo con mi reseña de la película. De todos modos, creo que sería muy interesante para todos que, quien así vota (con 1 estrella), exprese su opinión, ya que dejo la posibilidad de que se escriban comentarios.