sábado, 25 de febrero de 2012

Los muertos sirios no cotizan al alza

¿Qué es lo que ocurre en Siria? Además de que hay un gobernante que está masacrando a su población, quiero decir. ¿Cuál es el motivo por el que Bashar Asad sigue comportándose con su pueblo como el niño cabrón que aniquila hormigas sin que nadie de fuera le haya hecho todavía "un Sadam Hussein" o sin que nadie de dentro le haya despedido "a lo Gadafi"? Pues pasan varias cosas:
  • Los recursos naturales de Siria (petróleo, gas, etc) son más bien discretos. Vamos, que intentar meter mano allí es tan rentable y atractivo como una cita con Leticia Sabater.
  • La importancia geoestratégica siria no es muy relevante.Si esto fuera el "Risk", nadie se pelearía en exceso por ese territorio.
  • El mandatario sirio no encaja en el papel de villano-pirado-genocida tan obviamente bien como lo hacían Hussein, Gadafi o Bin Laden o como lo hace Ahmadineyad.
  • La comunidad internacional sigue siendo esa tortuga hipócrita que comenté en un post hace tiempo.Cada reunión es una convención de cazadores de gamusinos y cada decisión un brindis al sol.
  • Las potencias con capacidad para solventar este disparate tienen suficientes problemas propios con sus crisis económicas y políticas como para permitirse la ¿frivolidad? de ser coherentes con sus actuaciones pasadas.
  • Siria es una nueva víctima de la guerra fría diplomática entre el bloque occidental (Estados Unidos y Europa) y el bloque filocomunista (Rusia, China...). Todos se tienen muchas ganas, todos se tocan la moral unos a otros pero nadie quiere mancharse las manos ni que se le mueva la corbata (gracias a Dios), así que se limitan a fastidiar cualquier que decisión que tome "el otro".
Eso es lo que creo que pasa. Que Siria sólo tiene gente que muere. Ni petróleo, ni gas, ni supuestas armas de destrucción masiva, ni amenazas al resto del mundo.Eso es lo que sucede. Que Asad viola a su pueblo un día sí y otro quizás y el resto del mundo finge que le importa la diplomacia.

Supongo que hay desgracias que pillan demasiado lejos...o que hay muchos dirigentes que no conocen la sensatez, la decencia ni la coherencia...o que los muertos ya no pesan.

4 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Un análisis perfecto. Nada que añadir.
Salu2

FMOP dijo...

Hola Javier:

Gracias por el enlace. Hice lo propio y coloqué un vínculo de tu bitácora en la sección 'Dípteros'.

Buen post.

Cayetano dijo...

Hipocresía pura es la que preside los movimientos de la política internacional. Siria importa poco, pero debería preocupar al mundo occidental porque podría contribuir a desestabilizar una región ya de por sí explosiva.
Un saludo.

Heimdall dijo...

¡Muchas gracias por vuestros comentarios! La verdad es que la situación es horrible y aún más insoportable por la dejadez injustificable de la comunidad internacional. ¿Creen que a un tío que masacra a sus compatriotas hasta cuando huyen le importa lo más mínimo "sanciones", "quejas" y "protestas"?