sábado, 19 de diciembre de 2015

Star Wars: El despertar de la fuerza, el renacer de una saga

Anoche vi el estreno de "Star Wars VII: el despertar de la fuerza". Durante la proyección, sonreí varias veces, se me pusieron los pelos de punta otras tantas, se me cortó el aliento en las escenas donde sobran las palabras y, al final, durante los créditos de cierre, aplaudí espontánea y sinceramente, como la mayoría de la sala, por cierto, absolutamente llena de espectadores. Creo que eso es lo mejor que se puede decir de esta película que aprovecha todo el poder de la nostalgia en beneficio propio y del espectador.

Las promociones de esta producción vienen a decir que cada generación tiene su propia trilogía de Star Wars. Dando eso por cierto, "El despertar de la fuerza" es el equivalente en el siglo XXI a "Una nueva esperanza" por muchos más motivos que el de ser la primera de una nueva tanda de películas ambientadas en una galaxia muy, muy lejana...No en vano, en este séptimo episodio las referencias, los ecos y los guiños al capítulo de 1977 son más que evidentes y acertados, ya estemos hablando de planos, diálogos, objetos, situaciones, naves u, obviamente, personajes. Como no quiero hacer ningún spoiler me limitaré a decir que cualquiera que sea fan de la saga en general, de las magistrales entregas IV a VI en concreto y de "Una nueva esperanza" en particular disfrutará bastante con esta película ya sólo por la complicidad que busca y consigue encontrar con el espectador. Además, "El despertar de la fuerza", se desarrolla sobre un esquema conceptual y argumental muy similar al de la película que hace 38 años lo cambió todo: por una parte, lo básico del famoso patrón narrativo conocido como el "viaje del héroe" está ahí (aunque de forma más condensada/abreviada); por otra parte, se reitera la ubicación de la génesis narrativa en un planeta desértico, el droide con un secreto, la lucha entre dos bandos (la "resistencia republicana", que antaño fue la "alianza rebelde", contra la "Primera Orden", herederos del "Imperio"), la elección de un trío de (anti)héroes como protagonistas, la figura de un siniestro villano enmascarado con un mundo interior más bien complicado (que, por cierto, está bastante inspirado en una historia antaño oficiosa y hoy apócrifa), el conflicto-tragedia familiar como una de las subtramas más importantes, la presencia de una figura patriarcal en busca de alguien a quien transmitir su legado, la lucha contra un arma gigantesca capaz de destruir planetas (cuyo nombre es otro gran guiño), la búsqueda de un viejo maestro Jedi, el sacrificio como forma de completar la iniciación de los protagonistas...Dicho de otra forma, muy "warsie": la fuerza de la nostalgia es muy poderosa en esta película. No obstante, decir que "El despertar de la fuerza" es un remake encubierto de "Una nueva esperanza" sería muy injusto porque J.J. Abrams demuestra el respeto, el ingenio y la personalidad suficientes para aportar elementos nuevos (la elección de una heroína como nueva y fuerte protagonista central, una multiculturalidad más acentuada incluso que en las trilogías precedentes) o propios (la maestría a la hora de jugar con los prejuicios y las certezas del espectador, la predilección por incluir misterios a resolver, el dominio a la hora de dar pistas que pueden o no ser válidas, la utilización del cliffhanger como punto de inflexión...). Es decir, que Abrams parece que con esta película ha buscado honrar al pasado al mismo tiempo que sentar las bases de algo diferente. Lo cual, por cierto, no es precisamente fácil.

En línea con esto último, la vocación de "El despertar de la fuerza" queda bastante clara y no es la de un "más de lo mismo" sino servir de puente entre lo ¿viejo? (lo clásico nunca caduca) y lo nuevo. Por eso, tiene mucho de "entrega del testigo", de relevo generacional tanto delante como detrás de las cámaras. Algo que queda bastante claro con la aplicación de la técnica de creación literaria del "kill your darlings", sintetizada en una muerte que no por verla venir deja de ser menos dolorosa...y útil para los propósitos y las necesidades de esta nueva trilogía. Dicho de otra manera: avanzar significa aprender a despedirse. Y hasta ahí puedo leer...

Así pues, como no quiero extenderme demasiado por miedo a destripar más de la cuenta o atenuar el seguro disfrute de quien vaya a verla, simplemente diré que el Episodio VII, tanto en lo argumental como en lo técnico, lo interpretativo y lo musical, está más próxima a la mítica trilogía inicial (episodios IV-VI) que a la terrible trilogía posterior (episodios I-III). Es eficaz sin ser efectista, es nueva sin renegar del pasado, es madura sin dejar de ser apta para todos los públicos (Disney se nota), es entretenida pero con cierta sustancia, es autoconsciente del legado sin renunciar a ofrecer algo nuevo y es, sin duda, muy prometedora. Por todo lo dicho, creo que cualquier reseña de "El despertar de la fuerza" podría titularse "Una nueva esperanza para los fans" o "El ingenio contraataca" o "El retorno del entretenimiento"...Y buena parte del mérito de ello, más allá del solvente reparto (aunque obviamente no se pueda ni deba esperar interpretaciones de Óscar) y de un guión aceptable (pese a algunas cosas que no quedan suficentemente explicadas), lo tiene J.J.Abrams, que ha sido capaz de hacer con Star Wars algo aún mejor que lo logrado con la otra saga galáctica por excelencia...

Con todo esto no quiero decir, como creo que ha quedado claro, que estemos ante una película perfecta, puesto que tiene cosas evidentamente mejorables (el poco carisma del reparto, una duración quizás excesiva, las lagunas del guión antes mencionadas...), pero sí que es una película que merece la pena verse por cómo se enfrenta al impresionante peso del legado, las expectativas y la nostalgia y, además, a las dificultades propias de todo inicio de trilogía (en las que se dedica más tiempo a presentar a los personajes y las tramas-río que a lo que es acción o entretenimiento puro y duro).  

En definitiva, la séptima entrega de Star Wars demuestra que, por suerte, no todo estaba perdido; al contrario: evidencia que todo eso posible cuando la Fuerza está contigo. Y quien dice Fuerza, dice talento. Así que, por todo ello, sólo cabe decir una cosa más: Gracias, J.J. Abrams: contigo re-empezó todo.
 

(Para descubrir más cosas sobre Star Wars no dudes en leer este otro artículo pinchando aquí)

9 comentarios:

David Rivas dijo...

O te encanta o la odias. Menos indiferencia, la nueva entrega, causa todo tipo de pasiones. Qué más se puede pedir de una película, libro, grupo de música...
Es cierto que Abrams lo tenía bastante fácil. La saga viene de donde viene. Ha sido inteligente al estimular la nostalgia que despierta el episodio IV (ya lo intentó con "Súper 8" y el cine infantil de los 80).
El despertar de la fuerza tiene más en dos detallitos, que toda la trilogía del episodio 1 al 3. Rey buscando chatarra en un destructor imperial derribado o jugueteando con un casco de piloto de la república, a la sombra de un AT AT...

Miguel D dijo...

Muy de acuerdo con tu crítica. Yo fui a verla con cierto escepticismo y, a pesar de algunos fallos importantes, me parece una digna sucesora a la trilogía original, lo cual ya es decir mucho. Un saludo.

Anónimo dijo...

Una película en la que se han reído de mi y de mis 11,5€ por estar en butaca vip. Patéticamente mala. Si quieres cargarte el universo star wars ve a ver esta película para niños...Te reirás, si, por no llorar... En mi sala todos aplaudieron al comienzo de la película y salieron corriendo en los créditos... Silencio absoluto. No se en que sala y con cuantos niños de 5 años estarías...

Carlos Lozoya Gallas dijo...

La pelicula es tan mala, una tan burda copia de "Una nueva Esperanza", que cada segundo que dedico a escribir sobre ella, me parece un tiempo precioso desperdiciado. Tan mala como "La amenaza fantasma", aunque la 1, por lo menos, creó un guión, no plagió uno.

Antonio José dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Javi Crespo dijo...

Buenas a todos los que estáis leyendo y comentando,

Yo creo que sería muy sano para todos (fans o no fans de la trilogía original) partir de la base de que hacer algo que iguale, supere o mejore a los episodios IV a VI es simplemente imposible. Y quien crea lo contrario, se está engañando.
Por otra parte, tal y como digo en el artículo, no pienso que el Episodio VII sea una copia, remake o puesta al día de "Una nueva esperanza". Creo que está concebida deliberadamente como un homenaje-guiño a la trilogía original (especialmente al episodio IV) pero también está hecha con la idea de llevar la saga hacia otro lugar (si estoy en lo cierto o no es algo que no sabré hasta que termine de ver el episodio IX), cosa que no sería descartable si tenemos en cuenta que ya hizo algo similar con Star Trek.
No creo, sinceramente, que haber hecho conscientemente algo que debería encantar a cualquier fan de la trilogía original (al fin y al cabo, es un homenaje para todos aquellos que hayan sabido ver los guiños, easter eggs y demás) sea como para poner a parir a J.J. Abrams por ello. Además, en cualquiera de las películas anteriores (incluso entre los episodios IV, V y VI) la estructura narrativa y temática se "repite" o reitera y no veo que nadie las pusiera a caer de un burro por ello. Se trata de hacer bien las cosas y de entretener. Y creo que, especialmente esto último, lo consigue.
La película tiene sus defectos (seguramente muchos más que cualquiera de las tres primeras entregas de Star Wars) como un metraje quizás algo excesivo, algunas cosas que no están bien resueltas (y hasta que no veamos las siguientes películas no sabremos sin son fallos o por contra "silencios" deliberados), unos actores con menos carisma que los de la trilogía inicial, un villano menos "hecho" que cuando descubrimos a Vader...pero creo que tiene los suficiente como para, al menos, respetar el esfuerzo y el cariño con que se ha hecho.

A mí me parece que no está a la altura de la trilogía original pero sí más cerca de ella que de, obviamente, la castaña de los episodios I-III.

En resumen, no creo que sea sano ser tan extremista (ni para bien ni para mal) a la hora de ver/valorar una película.

Un saludo a todos ;)

Libertox dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Una copia barata del episodio IV y con un guión propio de Crepúsculo o los Juegos del Hambre. Esto no sigue con el espíritu de la verdadera historia de Star Wars. Un "Sith" que parece medio marica y un clon que maneja la espada láser mejor que Luke. Y por si fuera poco tenían que hacer una copia de Yoda para meterla ahí también... Menudo insulto.
Una película penosa. Si podeis no vayáis a verla. Quedaos con las 6 que hizo George Lucas que sí que valen la pena.

Arely dijo...

No es nuevo decir que la saga Star Wars es de lo mejor en la historia del cine, se agradece que las personas involucradas hicieran posible una nueva entrega. Hay que decir que es distinta a lo hecho por George Lucas pero JJ Abrahams y el resto del equipo lo hicieron de forma fantástica le hicieron justicia a tantos años de espera. Pienso que aún falta que esta historia tome fuerza pero esta nueva etapa parece muy buena. Por cierto, la van a pasar por HBO (les dejé al inicio del comentario los horarios del estreno) las películas de Star Wars son tan inteligentes que nunca nos cansamos de verlas una y otra vez. Que tengan buen día y que la fuerza los acompañe!