miércoles, 31 de enero de 2007

Cinecrológicas

Son muertes silenciosas, discretas, eclipsadas. Ausencias que notas con pesar al cabo de un tiempo. Desde hace pocos meses, hay en Madrid un rumor de marquesinas enmudecidas, taquillas cegadas y patios de butacas ahogados en un espeso y oscuro silencio. Hablo de cierres. Hablo de nostalgia, dolor y olvido. Hablo del cine y los cines.

Hace años, echaron el cierre los cines "Carlos III", en la plaza de Colón, "Madrid", de la Plaza del Carmen, y el "Imperial", en Gran Vía. Posteriormente, siguieron esa senda el "Azul" y el "Rex", también de la calle del ocio madrileño por antonomasia. Hace pocos meses, el cine "Tívoli" de la calle Alcalá puso el "Cerrado" en sesión continua. No ha muchos días, su vecino de calle, el entrañable cine "Benlliure", apagó sus luces para siempre. Y ya se anuncia el canto del cisne para otros templos cinematográficos como el "Avenida" y el "Palacio de la Música", de Gran Vía. Y estos son sólo unos ejemplos.

¿Los motivos de estas desapariciones? Unos dicen que el efecto dañino de la piratería (a ras de suelo o de pantalla), otros el desinterés del público...Lo cierto es que desde que el Ayuntamiento de Madrid modificó la legislación en 2005, permitiendo el cambio de uso urbanístico de los cines, se despertó una fiebre digna de cualquier partida del "Monopoly" y muchos empresarios han dicho o están a punto de decir "Vendo, vendo". Y donde hubo cines, veremos macrotiendas de ropa, centros comerciales y, en el caso del Benlluire, una librería Abac. Yo no entraré a juzgar esto, porque de todos es sabido que poderoso caballero es Don Dinero. No obstante, creo que se deberían tener en cuenta otros factores, como son el progresivo encarecimiento de las entradas (ahora mismo, cuestan 6,5 euros), que empuja a determinados sectores del público bien a no ir al cine, bien a abrazar la religión topmantista, y el hecho de que gran parte de la oferta cinematográfica deja mucho que desear desde hace tiempo, pero siempre hay público para cualquier tipo de película, por tanto, no sería tanto un problema de oferta como de distribuir sensatamente los films.

Sea como fuere, ha comenzado una diezma de la que es difícil vislumbrar el final. Los datos hablan por sí solos:
  • De las 584 salas que llegó a tener Madrid, ahora hay 29.
  • En el centro de Madrid han cerrado un total de 15 salas ("Madrid", "Avenida", "Gran Vía", "Imperial", "Azul", "Rex", "Bilbao", "Cristal", "Alcalá Multicines", "Carlos III", "Benlliure", "Tívoli", "Cedacedos", "Novedades"...).
  • De los 10 cines que había en Gran Vía en 2002, sólo quedan 4.
  • Los nuevos usos de las salas que han cerrado son: hoteles, tiendas (Ej: "Azul"/Springfield, "Imperial"/Sfera), discoteca, nada (Ej:"Madrid", "Rex"). Son muy pocos los que han optado por transformarse en teatro, posibilidad que permite la normativa y a la que se han acogido el "Lope de Vega", "Coliseum", "Gran Vía" y "Amaya".
  • Futuras "defunciones": El "Palacio de la Música", de Gran Vía, ya ha solicitado el cambio de actividad, y se rumorea que otros cuatro cines ("Acteón", "Real Cinema", "Palafox" y "Callao") harán lo mismo en los próximos meses.
Este desalentador panorama suscita un sentimiento de pérdida para quienes como yo sentimos un placer especial por ir al cine con frecuencia y dejar que la magia de una pantalla, unas tenues luces y el olor a palomitas obre el milagro de entretenernos, emocionarnos o sacudir nuestra conciencia. ¡Cuántos buenos ratos he pasado en los cines ya extintos! Malos tiempos para la cinefilia...

¿La solución? Quizás la digitalización de las salas que aguantan estoicas el embate del dinero, quizás la conversión en salas de teatro...Lo único seguro es que es una verdadera pena que estos auténticos templos del ocio y monumentos de la cultura cinematográfica madrileña se pierdan o muten en tiendas de ropa y centros comerciales...A este paso, la Gran Vía al caer la noche será un erial de tedio y silencio...En fin...echaré mucho de menos esos cines que ya no hay que buscar en la cartelera sino en las necrológicas.
(Este asunto ha despertado gran interés. Ha sido publicado en "Ciudadano M" en www.elmundo.es, con numerosos comentarios, y también en la versión impresa de El Mundo, en el cuadernillo M2, dedicado a Madrid, el viernes 2 de febrero. Además, están saliendo bastantes noticias y artículos a propósito de los cierres de los cines, como el que aparece publicado el sábado 3 de febrero en El Mundo, en el cuadernillo M2 y titulado "Nostalgia de aquellos cines").

No hay comentarios: