lunes, 22 de enero de 2007

Crítica en serie (o de las odiosas comparaciones en TV)

Tarde o temprano, tenía que pasar en este blog. Me refiero al hecho de comparar cualitativamente las series hechas en Estados Unidos con las realizadas en España. Y es que, salvo loadas excepciones, la comparación resulta odiosa. Desconozco los motivos concretos pero lo cierto es que tanto en la factura visual como en el reparto y argumento, la mayoría de las series yanquis emitidas en nuestro país hacen mirar con sonrojo a las producciones patrias que nacieron a su rebufo e imagen y semejanza. Precisamente por ello, intentaré argumentar esta opinión apoyándome en varios puntos "temáticos":
  • Series de médicos: De allende el charco tenemos, entre otras, "Urgencias (ER)", "House" y "Anatomía de Grey" y made in spain hallamos "Hospital Central" y "M.I.R.". Aquí la principal diferencia está en que mientras en las primeras la medicina es el origen y nexo central de todas las tramas, en las segundas las desventuras hospitalarias son un mero y endeble pretexto para hablar de las aventuras amatorias de los médicos. A mí, hijo y hermano de médico, me causa enorme sonrojo todo esto, pero qué se le va a hacer. Comparar "Urgencias (ER)" con "Hospital Central" es como poner en la balanza al "David" de Miguel Ángel y a Paco Porras. Las distancias en cuanto a la calidad y credibilidad del guión y las interpretaciones se antojan tan insalvables que no merece la pena dedicar más tiempo. Por si esa comparación no es suficiente, analicemos "Anatomía de Grey" y "M.I.R.". Ambas de reparto más joven y con argumentos más frescos que sus hermanas mayores. Correcto. La diferencia está en que la yanqui es una serie y "M.I.R." es un simulacro de serie y una bazofia indefendible: Sus interpretaciones rozan lo pésimo, los personajes son tan planos y arquetípicos que alcanzan lo inverosímil y las historias son de traca bufa. ¿Y qué pasa con "House"? Pues que es incomparable y espero que así sea muchos años.
  • Series de policías: En un rincón, tenemos a "Policías de Nueva York", "CSI" y la retrofamosa "Canción triste de Hill Street". En el otro rincón, "El comisario" y "Policías". Aquí las comparaciones están más reñidas, pero las yanquis vuelven a ganar por KO. Y eso que en series como "El comisario" o "Policías" la calidad del reparto y las interpretaciones son bastante parejas (que no iguales) a las de las series norteamericanas. El problema está en la credibilidad de las historias. Me explico, ¿cuántas personas se imaginan de verdad a nuestra Policía en situaciones como las narradas en las citadas series nacionales? Vale, de acuerdo, a todos nos encanta pensar que Tito Valverde es el Cid Campeador del siglo XXI, pero seamos serios. Aquí policialmente seremos efectivos e incluso brillantes pero de ahí a que tomemos como argumentos propios tramas que la Policía española sólo ha visto por televisión o en el cine...¿Que por qué me resultan más creíbles las historias que cuentan las series yanquis? Pues porque cada poco sale en los telediarios alguna noticia made in USA de tal persecución, cual tiroteo, etc, de un calibre que deja a la ficción en paños menores. Cualquier persona que haya visto una serie documental americana llamada "Cops" (que tenía una canción bastante pegadiza) sabrá que, en bastantes casos, las series de "Policías de Nueva York", "CSI" o "Canción triste de Hill Street" son espejos de las cuitas policiales que tienen en EEUU. Y no hay más que discutir.
  • Series de criminólogos: Aquí sólo hay dos series a comparar: la estadounidense "Mentres criminales" y la española "Génesis. En la mente del asesino". De la primera se puede decir que es excelente en todos los aspectos, basada en muchos episodios en casos reales y que cuenta con el asesoramiento de uno de los mejores criminólogos de USA. De "Génesis" hay que destacar su notable factura visual...el resto, como diría Shakespeare, es silencio.
  • Series de periodistas: Del bando yanqui, "Lou Grant". De parte española, "Periodistas". Al igual que ocurre en las series de médicos, la producción española coge los quehaceres periodísticos como un pretexto para hablar de las relaciones humanas (¿por qué lo llaman "humano" cuando quieren decir "sexual"?). Si a esto añadimos que las historias puramente periodísticas que cuenta son más acojonantes que los reportajes de investigación de "El Mundo", pues "Periodistas" hace más grande, en todos los sentidos, a "Lou Grant". En el plano personal, yo, que soy licenciado en Periodismo y he tenido la oportunidad de ejercer, siento algo parecido a urticaria cuando veo cómo se ¿retrata? el día a día de una redacción en la citada serie.
  • Series de yogurines: Aquí basta con comparar "Sensación de vivir" y "The O.C." con "Al salir de clase" y "Compañeros". Todas coinciden a la hora de reflejar a la juventud de una forma sonrojante, consciente o inconscientemente. Igualmente, todas comparten su virtud como cantera o fábrica de promesas. ¿Por qué entonces vuelven a perder la comparación las series nacionales? Porque de todas las series analizadas hasta ahora, estas tienen el mayor número de sobreinterpretaciones y/o malas interpretaciones por minuto de toda la ficción española. Así de sencillo.
Hay sin duda muchos otros tipos de series a comparar, pero creo que ha quedado clara la tónica. Por ello, se pueden citar los principales males de las series españolas: Escasas interpretaciones aceptables y/o creíbles, tendencia casi obsesiva a utilizar un enfoque de culebrón (sea cual sea la temática, lo que prima es el follotín, perdón, el folletín), argumentos difícilmente verídicos en un país como el nuestro y el tufo de copia tipo "top manta" que tienen en relación con las series yanquis. ¿Es todo malo en la ficción española? Evidentemente no. Tenemos excelentes actores (muchos de ellos curtidos en las tablas del teatro) y mejor material para los guiones (clásicos de la literatura española, episodios de nuestra Historia...). Sólo hace falta que las parrillas de programación y el dinero de las productoras no estén en manos de horteras y descerebrados, como actualmente ocurre.¿Hay series españolas incomparables? Claro que sí: Ahí están "Manolo y Benito", "Aída", "7 Vidas", "Aquí no hay quien viva", "Ana y los 7", "Hostal Royal Manzanares"...Series impensables (¡y tanto!) en Estados Unidos y que demuestran que en España dominamos el arte de hacer series que parecen chirigotas, aunque, en el caso de "Aquí no hay quien viva", olé la gracia que tiene. ¿Hay series yanquis incomparables? Por supuesto, pero son tantas, que me llevaría varios días citarlas todas. En este sentido, a favor de las series españolas, hay que decir que no ha habido ninguna serie tan..."personal" como las protagonizadas y/o producidas por David Hasselhoff, antaño hortera y mal actor y hoy auténtica parodia de sí mismo.
Por último, una reflexión: Si hay series extranjeras tan buenas, ¿por qué la mayoría de las cadenas las maltratan con tanta saña: condenándolas a las madrugadas, descuartizándolas con cortes publicitarios, cambiando aleatoriamente su emisión, empaquetándolas en amenas emisiones de tres horas, postergando la emisión de nuevos capítulos para Dios sabe cuándo, o, directamente, eliminándolas de la programación por las buenas? Que una cosa es favorecer el producto nacional y otra ningunear los productos de calidad, señores programadores. ¡Que están ustedes atizando auténticos diamantes con morcillas!

3 comentarios:

baskerville dijo...

.¿Hay series españolas incomparables? Claro que sí: Ahí están "Manolo y Benito", "Aída", "7 Vidas", "Aquí no hay quien viva", "Ana y los 7", "Hostal Royal Manzanares"...

Ana y los siete, Hostal Royal Manzanares y Manolo y Benito??????
te has vuelto loco
ya me parecias un poco raro a mi

Heimdall dijo...

Que las califique de "incomparables" no significa que sea en sentido positivo. En los casos concretos que destacas, me parecen series bochornosas y me provoca aún más vergüenza que tengan o tuvieran tantísima audiencia, lo cual dice mucho (y malo) de los espectadores.

baskerville dijo...

pues si no lo dice en sentido positivo tu me dirás, porque Aída y 7 vidas son salvables, y Aquí no hay quién viva estaba bien, sin embargo las otras.....
no se en que sentido lo dirá entonces la verdad, que es hay que explicarlo todo...
bufffff