martes, 15 de marzo de 2011

Ni un velo de tonta (ni cobarde)

Ana Pastor, lozana y certera periodista de TVE, ha entrevistado a Mahmud Ahmadineyad, presidente de Irán y paranoico de la república independiente de su cabeza. La entrevista ha discurrido por los cauces a los que nos tiene acostumbrados mi colega de profesión: preguntas hábiles para cuestiones incómodas (ya se sabe que la verdad duele y reconocerla duele mucho más). Hasta ahí, nada nuevo. 

Lo novedoso y noticioso, valga la redundancia, es que Pastor, haciendo gala de ese coraje que tanto se echa de menos dentro y fuera del periodismo, no ha tenido reparos en desestimar el uso del hiyab ante quizás el musulmán más extremista, poderoso y peligroso del orbe, con permiso de Bin Laden, para estupefacción e incomodidad de Ahmadineyad, por cuya mente debían estar pasando un desfile de ideas y ninguna buena para la periodista me temo. Toda una metáfora del periodismo como profesión que no entiende de cortapisas y de la verdad como algo que no está sujeto a obstáculos, normas ni corsés.

No entraré a valorar aquí si el hiyab como bufanda o fular es una falta de respeto, aunque cabe recordar que el Corán no prescribe su uso. Lo que sí me parece digno de elogio y aplauso es lo que ese simple gesto denota: Que aún hay esperanza para mi profesión, que aún hay gente que honra el único trabajo del mundo cuya materia prima es la verdad, que aún hay motivos para ejercer el periodismo con vocación y compromiso. Que aún hay personas con la suficiente valentía para decir lo que otros callan y hacer lo que otros no se atreven a hacer.

Olé tus ovarios, Ana Pastor. Olé.


13 comentarios:

Cayetano dijo...

Afortunadamente ella no es de por allí. Si no, iba a estar apañada.
Un saludo.

Javier dijo...

Tras ver la entrevista, Ana Pastor se acaba de ganar un incondicional. Un trabajo bien hecho ante uno de los personajes más difíciles de entrevistar.

Un saludo

Juan Carlos dijo...

Efectivamente, con dos ovarios, a ver porqué tienen que taparse el pelo, o la cabeza, o todo el cuerpo o incluso los ojos. Si los mahometanos (fundamentalistas, que luego están los que son normales) están tan salidos que el ver un poco de piel femenina les desata la líbido es un problemón... para ellos.
Salu2

Julia dijo...

Me pregunto que existiendo, tantos periodistas puros, que yo llamo, esos que bien indicas en tu post, "que no entienden de cortapisas y de la verdad como algo que no está sujeto a obstáculos, normas ni corsés" ¿porque no se lleva a cabo en el periodismo español? ¿Porque en lugar de informar, cada uno da su versión, tirando para el lado que más le conviene? ¿porque no existen éste tipo de preguntas hábiles y directas, ahí justo, donde todos necesitamos que nos informen? ...y todavía hay personas que piensan que la censura no existe. Soy optimista y tarde o temprano llegarán los valientes.
Lo triste aquí, es que se están cargando la credibilidad de todo el periodismo actual.

Me encanta tu blog, lo acabo de descubrir através de Reyes, Dioses y Héroes. En lo que el tiempo me lo permita, seguiré paseándome y disfrutar con tu blog.
Enhorabuena!!

CUIDADO con los HUEVOS dijo...

Ojala no se quede en un simple 'acto de rebeldía' y cunda ejemplo.
Como dice Cayetano difícil hacerlo allí.

Saludos!

kamikaze dijo...

Bravo por Ana.
El tampoco llevaba sombrero ni nada. De igual a igual... aunque quizás la igualdad en este caso no sea muy deseable.
Un saludo

José dijo...

La verdad es que ya está bien de hacer el canelo con estos intransigentes. Hay muchos musulmanes que aborrecen el islamismo radical y los medios de comunicación mundiales no les hacen el menor caso. Dad una vuelta por internet y os llevaréis una agradable sorpresa. Ana Pastor no me caía especialmente bien, sobre todo por que se le veía claramente su apego a los socialistas pero ahora estoy cambiando mi opinión hacia ella. Gracias por el post, es muy revelador.

Por cierto, te recomendaría que cambiaras la tipografía por otra más legible como la Arial o la Verdana, los post ganarán en claridad y legibilidad. No te lo tomes a mal, jejejeje

el Sr. Skywalker dijo...

Hola.
Estoy dando un vuelta por tu blog y me está gustando bastante. Gracias por indicarme el camino. Nos leeremos a menudo.

Un diez por Ana Pastor, por cierto. Pero, desgraciadamente el tipo este va a pensar lo mismo de las mujeres que lo que lo hacía antes de la entrevista. ¿O tú te crees que la habrán emitido allí?

Un saludo, Javi.

Fer dijo...

Bueno, no fue exactamente asi. Parece que el pañuelo se le cayo durante la entrevista. Y por la falta de costumbre, no se percató. No obstante, olé por ella, porque no se cortó un pelo la tia con las preguntas.

Saludos

Heimdall dijo...

Gracias por los comentarios :)

En cuanto al tema de si fue consciente o no, yo creo que cuando se pone ya el hiyab a modo de fular, es consciente de que en el pelo no lo tiene :) Además, personalmente, pienso que fue una forma más de demostrar a su entrevistado que ella no se iba a amilanar.

leonardo velasco dijo...

jaajaja, el video es gracioso, eso si, aburre verlo entero, pasaros directamente a la mitad del video, porque vaya tostón....

Jesus Dominguez dijo...

En mi opinión, lo del pañuelo es una anécdota. Creo que el tono que le imprimió a la entrevista fue fascinante. Llega a interrumpirlo incluso y crea un ambiente de tensión impresionante. Un aplauso a la entrevista y a tu post.

Heimdall dijo...

Una anécdota, ciertamente, pero tan, tan elocuente... :)