martes, 17 de noviembre de 2009

Pirateando al Estado

Se ha resuelto el secuestro del "Alakrana". ¡Viva! ¡Hurra! ¡Bravo! ¡Olé! ¡Toma ya! Espero que se me perdone que mi alegría dure milésimas de segundo. ¿Debemos alegrarnos por uno de los grandes bochornos y vergüenzas de lo que va de año? ¿Por haber hecho el ridículo dentro y fuera de nuestro país? Yo, desde luego, no estoy dispuesto a tolerar, al menos no sin ciscarme antes convenientemente en la madre que alumbró a más de un bellaco o botarate, que de todo hay en esta historia de error y horror.
  • Somalia. Me parece infame e hipócrita que se olvide que buena parte de lo que ocurre en ese "país" (tiene más de tugurio que de nación) en los últimos años es culpa del mal hacer de la llamada "comunidad internacional" (esa banda de países superpoderosos con vocación de filarmónica y sonido de charanga): La intervención bélico-política iniciada en 1992 no hizo más que cambiar una situación malísima por otra pésima (dislate que rima con Afganistán e Iraq), el impune menoscabo con dimensiones de saqueo de los caladeros de sus costas por partes de pescadores de todo el mundo, la contemplación de esa región del mapa como un vertedero (otro más) que ocultar bajo la alfombra...Nadie debe olvidar esto para situar en su correcto contexto las tragicomedia del "Alakrana". No está en mi ánimo justificar el abyecto comportamiento de los homínidos con piel tan negra como su alma, pero sí llamar la atención de que cuando la salida más cómoda y fácil a una situación inestable es hacer el mal, siempre hay legiones de bastardos dispuestos a ser los más espabilados.

  • Hipocresía a toda vela. Siguiendo con el descenso al averno del despropósito, no quiero dejar en el tintero la actitud hipócrita y cobarde de los armadores y pescadores. Yo puedo entender que el negocio es el negocio y que hay que llevar pan a la mesa, etcétera. Pero también soy consciente de que armadores y pescadores saben perfectamente cómo está el patio y que aun así, vulneran leyes y se juegan el pecio y el pellejo ya sea para lucrarse o meramente sobrevivir. Por eso no me termina de convencer ni agradar la posibilidad de que todo un país tenga que aligerar el bolsillo para costear un comportamiento irresponsable y temerario. Ese dinero debería haber salido de quienes alientan, permiten o consienten que nuestros barcos se pasen por la quilla leyes y advertencias, máxime cuando se leen reveladoras informaciones sobre la facturación y ganancias anuales de los responsables del atunero...Así de sencillo.

  • Nuestra Armada. En apenas unos siglos, hemos pasado de la Invencible a la Risible. A tenor de su actuación a lo largo del conflicto, culminada con la traca final de la "liberación" (rendición previo pago), yo no sé si seguían órdenes, son unos tarados mentales o se la cogen con papel de fumar, pero lo que sí sé es que los barcos de plástico de "Hundir la flota" merecen mayor respeto y transmiten más seguridad que nuestra ¿armada?

  • La Justicia. Si alguien en este país todavía cree en la Justicia, debería ir pidiendo hora en el psiquiatra. Por un lado, ha demostrado que, cuando se quiere, la Justicia funciona a toda mecha (lo cual no es sinónimo de "bien"), agravando aún más la justificada indignación por el marasmo jurídico que vive España desde hace décadas. Por otro, ha evidenciado que nuestros próceres jueces e instituciones jurídicas no son más que unas marionetas (a placer o no) del Gobierno, que las ha metido en un embrollo supino con todo el asunto de qué hacer con los dos despojos importados directamente desde Somalia. Y, a medio camino entre una y otra vergüenza, una comedia: ¿Cuál es la edad de Abdu Willy? ¿Juega con muñecos o le da a la muñeca? ¿Tiene vello en los testículos o es sólo pelusilla? ¿Le invitamos a zumos o a cubatas?... ¡Vaya astracanada con toga!

  • La negociación. Todo lo hecho en este cisco constituye un manual de lo que no se debe hacer en una situación de este tipo: Demorar 47 días una solución que se podía haber adoptado inmediatamente (para ese viaje no se necesitaban esas alforjas...); sublimar la categoría de los piratas (y sus reivindicaciones) al poner como interlocutores de la negociación al Presidente, Vicepresidenta y Ministros de un Gobierno de un país civilizado; devaluar el prestigio internacional de un país cediendo sin rechistar al chantaje criminal; olvidar las posibles moralejas del precedente del "Playa de Baquio"; obviar lecciones de resolución de secuestros de este tipo como las legadas recientemente por Estados Unidos y Francia...Es difícil encontrar un cúmulo de fallos semejante, en serio. Con lo fácil que es recordar una máxima tan eficaz como ésta: "A los criminales, balas o condenas"...

  • El Gobierno. No voy a ser redundante ni reiterativo, pues sobradamente conocido es que yo a todos los integrantes del Gabinete del señor POE les mandaría un ramo de flores de la marca "Mateo Morral". Baste decir que con esta abominación política, diplomática y militar que han perpetrado con el secuestro del "Alakrana" empiezo a pensar que esta banda de ineptos, mentirosos y mezquinos está empeñada en convertir a Fernando VII en una ursulina y a Godoy en un ejemplo de integridad. El Gobierno que llegó por onda expansiva, el que no ha hecho nada acertado frente a la crisis económica, ahora consiente que se piratee al Estado y se rían de todos y cada uno de los ciudadanos de bien de un país. A mí, honestamente, me encantaría arrojarlos a todos, ellos y ellas, a la Fosa de las Marianas, con una rueda de molino de corbata, si no me diera cargo de conciencia contaminar el lecho marino...
Lo peor de todo no es tener la convicción de que se han hecho fatal las cosas, sino de estar "gobernados" por una panda de bellacos gilipollescos que se suben las enaguas para que rufianes de toda índole les violen con total impunidad y alegría. No sé a ustedes pero a mí me da un escalofrío pensar qué habría hecho este deleznable Ejecutivo aquel funesto julio de 1997. Duele saber que este Gobierno no estaría a la altura de Miguel Ángel Blanco, pero sí de un pirata somalí...¿Hasta cuándo vamos a tener que sufrirlo?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Aunque he tardado varios días en apoyar todos tus artÍculos(sobre todo los últimos) he de decir que estoy totalmente de acuerdo con todo lo que argumentas.
Que vergüenza de Gobierno, que vergüenza de tio, el Zapatero ese, que una vez más nos deja como unos vendidos...
Cuantos impuestos revolucionarios habrá pagado? y lo que es peor, lo que le queda.
En fín, que no es a ti al que le tengo que contar todas estas cosas pero me queda la esperanza de que algún progre lea esto, sienta algo de dignidad y que para las próximas elecciones se quede en su casa coleccionando sellos... por ejemplo.
Pues eso, enhorabuena por tus artículos y que pena que las generaciones que vienen mamen que el mundo es de los cobardes.
un saludo.

*·. Naire González .·* dijo...

Ains... tengo que aprender a leerte ¬¬ lo que pasa es que escribes mucho, muchas veces xDDD y no consigo seguirte^^ me hice un blog!!! asi que escribe menos porque ahora me pasaré de verdad a leerte, ;) y hasta me suscribo eeeeeh joder!! cada vez voy a peor... xDDD mira que intento separarme de ti eh,,,, y darte esquinazo... joder joder... (ponle el tono de Arturo en "La casa de los Lios" la serie).

Besos^^

p.s. la política me interesa sólo cuando la entiendo xDD y como no sé de ello, no tengo bagaje, no me pidas que lea sobre algo que desconozco xDDDD