lunes, 11 de julio de 2011

El año de la estrella

Hay noches mágicas y días que no se olvidan. Hay fechas que cambian la historia de todo un país, otras cambian la de una persona y, algunas, muy pocas, lo cambian todo a la vez. Hay imágenes, sonidos, colores y sensaciones que juegan a ser inmortales. Hay momentos en los que la vida deja de ser lo que se espera para ser lo que se sueña. Hay instantes que detienen el tiempo y puedes sentir que la magia, lo indescriptible, pasa de estar a tu alrededor a estar dentro de ti. Hay circunstancias, casualidades, en las que la felicidad encuentra el camino de vuelta. Hay cosas que sólo se recuerdan con el corazón. Y este artículo habla de todo ello. Puede que sea el más pequeño de cuantos he escrito, pero también es, quizás, el más grande. Hace un año, una imagen para el recuerdo. Hace un año, un pulpo tuvo razón. Hace un año, ganamos el Mundial de Fútbol. Hace un año, el sueño se hizo realidad. Hace un año, por la noche, la felicidad.

4 comentarios:

Juan Carlos dijo...

¡Qué buenos recuerdos! dando en la cara a tanto "profeta" y "agorero". Y jugando bien a pesar de tener enfrente a algún equipo karateka. Un magnífico trabajo de un grupo variopinto pero unido.
Salu2

deMENTES Inquietas dijo...

Y fuimos un poquito más felices...

Un saludo y enhorabuena por el blog.

Heimdall dijo...

Juan Carlos, tienes toda la razón: un grupo muy heterogéneo pero unido en el compromiso cerró muchas "bocazas"...

¡Muchas gracias, deMENTEs Inquietas! Bienvenido al blog y espero verte por aquí a menudo ;-)

CUIDADO con los HUEVOS dijo...

Pues SI, a pesar de los acomplejados que hoy se están quejando por la red por volver a ver en portada a la selección española, nos sigue emocionando el recuerdo.
Ojala podamos volver a celebrar la Eurocopa otra vez... y con algún atlético en el equipo...

Un abrazo a todos!