jueves, 29 de junio de 2006

¡¡Opá...casa!!

Bien. Se ha cumplido lo que toda España quería: ¡¡La selección no ha caído en cuartos!! La lástima es que haya sido en octavos donde haya entonado el R.I.P.

Como los análisis hay que hacerlos en frío, he dejado un día de por medio para valorar el fulgurante paso (tipo estrella fugaz) de España por el Mundial de Alemania 2006. Así me he ahorrado una amplia cantidad de palabras malsonantes.

La ronda previa: Ucrania, Túnez, Arabia Saudí. Equipos fortísimos, temibles, espeluznantes. El día que consigan un trofeo para sus vitrinas causarán pavor. Las victorias conseguidas ante estos equipazos, marcarán un antes y un después en la historia de la FEF, la FIFA y Mortadelo y Filemón.

El seleccionador: El "Gandalf" de Hortaleza. La verdad, su capacidad testicular está fuera de toda sospecha: seleccionar a Raúl, Míchel Salgado, Cañizares, Marchena, Albelda requiere ser tan valiente como el general Custer. Por lo menos, siempre podrá decir que los llevó para elevar la media de edad del equipo. Sexadores de pollo y "mírame a los ojos" aparte, Luis "Matusalén" Aragonés ha apostado por un "fútbol toque" (ya saben, tocamos, tocamos, tocamos, tocamos y, por qué no, tocamos y el contrario muere por aburrimiento), lo cual está genial si nos enfrentamos a sparrings y selecciones exóticas que van a eventos como los Mundiales a hacer turismo y conocer mundo. Cuando nos enfrentamos a selecciones con galones en los hombros, eso ya es harina de otro costal. De todos modos, para crear ilusión en la afición ese tipo de fútbol está muy bien. Además, prefiero ese "fútbol toque" al "fútbol paleolítico" de Clemente. Dicho esto, ¡Camacho selección!

El equipo: Intentaré ser conciso y no extenderme mucho en cada caso. Casillas: Nuestro Job de la portería, el sufridor del 1,2,3 (goles) que va camino de los altares. Sergio Ramos: "Er Hulk de Sevilla". Si no se pasara tanto de revoluciones y resbalones, jugaría aún mejor. Pablo: Un cuellilargo que es de lo mejorcito que tenemos en la categoría "centrales". Puyol: Nuestro Conan cañí. El día que se retire, el fútbol habrá perdido un gran defensa y el heavy habrá ganado un nuevo cantante. Pernía: Exijo una prueba de ADN para comprobar que es el mismo jugadorazo que ha deslumbrado en el Getafe. Xabi Alonso: Una torre de comunicaciones en el medio del campo. Fundamental. Con un poco más de experiencia, ya sería la remilk. Xavi: El pitufo jugón. Demasiado ha hecho llegando al Mundial después de la lesión. Cesc: El crack, el niño prodigio, el Mozart del equipo. Im-pre-sio-nan-te. Senna: Black power. Villa: El hobbit metido a delantero. Quizás tenga más futuro como jockey. Torres: Mientras se cambia el look y se hace un nuevo tatuaje, juega muy bien al fútbol. Cuando sea mayor y madure, será una estrella (o de la moda o del cine o del fútbol, no lo tengo claro). Luis García: Una de las risueñas decepciones de la selección. Raúl: Anteriormente, jugador de fútbol; Profesión actual, desconocida. Ha quedado claro que no es el Cid Campeador, quien, aun muerto y acabado, ganaba batallas. Joaquín: Dos carreras, un recorte, un "pisha" y...fundido.Reyes:Una bala...perdida en este mundial. Los "reservistas": El único que no ha decepcionado es Reina, que es el único que no ha jugado un solo minuto. El resto de los habitantes del banquillo, mejor que piensen en la jubilación o en jugar Mundiales pero vía Playstation o Xbox.

Nuestro eliminador, Francia: La veteranía es un grado. Teniendo eso presente, Francia tiene una selección con más grados que el vodka. Además de veteranía, Francia tiene a lo más parecido a a los míticos Inmortales (Apunte histórico: En la Antigüedad, se llamaba así a la guardia de élite del rey de Persia. Compuesta en su mayoría por unos negros colosales que daban miedo tanto quietos como en movimiento): Vieira, Thuram, Gallas, Makelele, Malouda...El equipo galo también posee a un jugador escapado de alguna película de terror de bajo presupuesto y que responde al nombre de Ribéry (Guapo, lo que se dice guapo, no es el chico, pero ¡cómo juega!). Y, además de todo eso, tiene a Zinedine Zidane. Un crack, lo es siempre, tenga la edad que tenga. Verle jugar es el mejor argumento a favor de la jubilación anticipada de Raúl, por decencia profesional. ¿Qué tiene de malo Francia? Bueno, pues, para empezar, que son franceses y sabida es la "modestia" histórica de estas buenas gentes. Por si eso fuera poco, tienen un par de cretinos de pedigrí: el delantero Thierry Henry (que mejor que se vaya a Broadway, a ver si allí sí puede explotar sus dotes interpretativas y su bocaza. En caso de que no lo admitan en Broadway, el mejor sitio al que se puede ir es a tomar por culo) y el seleccionador Domenech (que no merece mayor comentario, porque sería un honor para él).

El partido: Francia hizo lo que soñaba: jugar con España, literalmente. ¿Por qué? Porque España no hizo nada. Al menos, nada bueno: Jugamos con 10 desde el principio (Raúl estaba en el once titular), sólo presionábamos a partir del medio del campo y sin agobios (Parecía que querían ver jugar de cerca al maestro Zidane sin interrumpirle. Luego, que le pidan la camiseta y autógrafos), la defensa estaba con un ataque de nervios, y, para completar, sacamos a corpulentos titanes como Villa o Xavi para acojonar a Vieira, Makelele y compañía. Así España seguro que hacía algo...el ridículo. Y lo hizo. Pese a los cambios que introdujo el "Gandalf de Hortaleza", el partido ya estaba visto para sentencia: los periódicos ya sacarían en portada fotos de Ribéry (y eso que no tiene lado bueno el pobre), Zidane dio su penúltima lección y los telediarios abrirían con la sempiterna cara de tontos que tenemos todos los españoles Mundial tras Mundial de fútbol (en baloncesto es otra cosa).

Conclusiones: España, lo de siempre. Opá...casa.A lo mejor al próximo Mundial...¿quién sabe? En cuanto a Francia, pues bueno, después de toda su palabrería, modestia y deportividad, sólo me queda animar a cualquier hij@ de Francia a que se pase por Madrid y lea la placa con motivo del 2 de Mayo. En caso de que no quieran pasarse por la capital española, les recomiendo que busquen en Internet o enciclopedias las siguientes palabras "Guerra de la Independencia". A ver quién sobó el morro a quién. Cretinos.

1 comentario:

elgatofelino dijo...

No está mal escrito pero carece de interés. Ninguna persona con un nivel testicular medio sería capaz de leerse más de dos líneas acerca del mundial. Nos han vuelto a inflar las pelotas. O dicho en jerga periodista, las malas noticias no venden.

Por lo demás no defines, manejas bien el balón en el medio artículo pero a la hora de rematar no pides la cabeza de nadie. Más o menos lo que le pasó a la selección, ni un puto tiro a se prodigio del azar que es Barthez. Te vas a lo fácil y solo te metes con Raúl.

Sugerencia, en caso de duda pide la cabeza de Villar, quién desde que tengo uso de razón solo le recuerdo por darle una hostia a Cruyff y ser el presidente perenne de la selección española: Motivos para pedir su dimisión, miles: Es la más rica de todas las federaciones, la que tiene más afición, y la que jamás se ha comido una rosca. España obtiene éxito en todo lo demás balonmano, baloncesto, atletismo, tenis, ciclismo, colombofilia, etc... Además como puede ser presidente de la federación española de fútbol un vasco que la gobierna con clan oligárquico de vascos????.

No tengo especial manía a los vascos excepto por su oriodundismo profundo en fútbol, es más fácil jugar en la Real Sociedad siendo japonés que de Valdepeñas, tampoco los tolero en temas de terrorismo, me caen bien cuando se muestran como son, paletos pero nobles, y puestos a pedir, dios los podría haber enseñado a jugar al mus, juego del que no tienen NPI.